Soneto.

Hermosas plantas fértiles de rosas

doradas y extendidas clavellinas,

que en verdes hojas de esmeraldas finas

a vuestros ojos parecéis vistosas;

frondosos olmos, vides amorosas,

de consumiros con el tiempo indinas,

¿visteis del sol las luces mas divinas

mirarse en vuestras ramas victoriosas?

¿Amaneció jamás tan claro el dia ?

¿ Resplandecieron más vuestros despojos

con el rocío que del alba os toca ?

Aquí debe de estar la prenda mía,

porque ese resplandor es de sus ojos

y aquese aljófar de su dulce boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: