¡Oh dura y terrible ausencia…

¡Oh dura y terrible ausencia,

prolija, enfadosa y larga,

robadora de mis males

y de mis males la causa !

Por ti viven mis cuidados

por ti muere mi esperanza,

por ti crecen los deseos

y mengua la confianza.

Ausente está mi pastora,

pero si ausente me amara,

dichosos son mis deseos,

dichosas llamas mis ansias.

Belisa, señora mía,

regalo y bien de mi alma,

si sientes lo que yo siento,

¿qué sufrimiento te basta?

Que si el amor que me tienes

con el que te tengo iguala,

¿ cómo se dilata el tiempo ?

¿ cómo tu venida tarda ?

que el plazo que señalaste

para verme en mi cabaña

ya se acercó y no viniste;

ya mi paciencia se acaba.

¿ Quién puede tanto en mis penas ?

¿Quién mis glorias desbarata

y no pensando ofenderme

me ofende, lastima y mata ?

Y no conozco alegría;

mil siglos ha que me falta:

de noche cuento las horas,

y las del dia me cansan.

Todo me es tiniebla escura

sin ti, que eres mi luz clara.

Si piensas que era fingido

el amor que te mostraba

y que engañada vivias,

vives en ello engañada,

y si quieres hacer prueba

de mis sinceras entrañas,

y ver mis horas cumplidas,

ven a cumplir tu palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: